sagrada familia casafari metabuscador inmobliliario

GUÍA INMOBILIARIA DE SAGRADA FAMILIA

 

Calles residenciales custodian la obra arquitectónica más emblemática de Antonio Gaudí

Comprar una propiedad en el barrio de la Sagrada Familia

Cuando escuchamos las palabras «Sagrada Familia», no podemos evitar pensar en la basílica de Barcelona, el referente por excelencia de la arquitectura modernista de Antonio Gaudí. Pero ¿sabías que hay un barrio de Barcelona con el mismo nombre? El barrio de La Sagrada familia es una de las zonas más demandadas entre los residentes locales en busca de un nueva vivienda en la ciudad y es que esta área presenta calles amplias que forman cuadrículas repletas de edificios de arquitectura modernista que esconden algunas de las oportunidades de oro del mercado inmobiliario del distrito de L’Eixample.

El precio medio de los apartamentos en venta en el barrio de La Sagrada Familia ronda los 3900€ por m2, y existen grandes oportunidades para invertir con un precio medio de 4300€ por m2.

Las agencias inmobiliarias más prestigiosas en el mercado inmobiliario de La Sagrada Familia son las siguientes: Oi Real Estate, Engel & Völkers y Century 21, con el mayor número de anuncios disponibles en la zona.

Ubicación del barrio de La Sagrada Familia

Rodeado por el distrito de L’Eixample, la zona en constante movimiento de Gràcia y los barrios emergentes de El Clot y Glòries, se encuentra el barrio de La Sagrada Familia, un antiguo pueblo conocido como El Poblet que, hoy en día, alberga el símbolo de la ciudad. El vecindario es una zona residencial tranquila, pese al constante ajetreo de turistas que visitan los monumentos modernitas, repleta de zonas verdes, una gran oferta gastronómica y muy bien conectada con las zonas más céntricas de la ciudad condal.

La basílica de La Sagrada Familia se sitúa en pleno corazón del vecindario. Esta ubicación y la gran cantidad de visitantes que se acercan hasta este punto de interés turístico han propiciado que el barrio cuente con una conexiones de transporte público excelentes. Las conexiones más cómodas y rápidas para llegar al aeropuerto son el tren que sale de Passeig de Gràcia o el Aerobus con parada en Plaça Catalunya que tardan unos 30 minutos. Además, por las calles circulan un gran número de taxis que te llevarán al aeropuerto en menos de media hora por unos 30€.

Las propiedades en el barrio de La Sagrada Familia se venden como rosquillas, ya que la idea de vivir cerca de unos de los monumentos más famosos e icónicos de Barcelona atrae a muchos interesados en comprar una vivienda. El precio medio de las propiedades que gozan de vistas a esta edificación alcanza los 5573€ por m2.

Una vez que las obras estén terminadas, y esta majestuosidad esté completamente acabada y brille con todo su esplendor seguramente la zona suscitará aún más interés y subirán los precios.

Dar un paseo por las pintorescas calles es la opción ideal para descubrir los rincones escondidos del vecindario que se sitúan un poco más alejados del entorno turístico y que ofrecen a los vecinos un entorno acogedor y servicios locales.

Las mejores zonas del barrio de La Sagrada Familia

Las viviendas en los alrededores de la plaza que rodea la basílica de la Sagrada Familia son la zona más codiciada para invertir en nuevo hogar. Un espacio, rodeado de parques a ambos lados, que ofrece una excelentes vistas de la maravilla arquitectónica y punto de encuentro de los vecinos para relajarse del estrés diario.

Los interesados en la escena tecnológica de Barcelona encontrarán los mejores apartamentos en la zona de Glòries, situada en el centro neurálgico del área tecnológica y de negocios de la ciudad, que brinda la oportunidad de estar al tanto de la últimas tendencias de lo que se cuece en Barcelona.

Los apartamentos de Sant Pau presentan un estilo modernista que enamoran a primera vista. A dos pasos de la Sagrada Familia, se ubica una impresionante obra arquitectónica menos conocida: el Recinto Modernista de Sant Pau, el mayor recinto modernista de toda Europa. Las calles circundantes a este tesoro escondido y la calle Carrer Dos de Maig son excelentes zonas para vivir y comprar una vivienda en el barrio de La Sagrada Familia.

La mayoría de los edificios y propiedades disponibles en el barrio de La Sagrada Familia son fábricas antiguas que datan del siglo XIX y que han sido rehabilitadas. El inicio de la construcción del proyecto de Gaudí ha otorgado a la zona gran prestigio. Hoy en día, el vecindario está repleto de zonas residenciales y pequeñas oficinas de empresas locales e internacionales que se pierden entre las amplias avenidas llenas de árboles y bares.

Vivir en el barrio de La Sagrada Familia

La combinación de intereses residenciales turísticos y económicos ofrecen una gran variedad de servicios y oferta cultural a los residentes del vecindario durante todo el año. Los mayores atractivos son la Sagrada Familia y el Centro Modernista de Sant Pau donde tienen lugar diversas actividades y eventos a disposición de los visitantes y vecinos.

La Avenida Gaudí es la columna vertebral del barrio, un amplia avenida semipeatonal salpicada de árboles que dan un toque verde a la vida diaria de los lugareños, además de bares y cafeterías que amenizan las tardes. Esta calle comienza en el Centro Modernista de Sant Pau y se extiende hasta la Sagrada Familia. Las vistas de los dos monumentos desde cualquier punto de la avenida son impresionantes.

La escena gastronómica ofrece una gran variedad de restaurantes especializados en comida local e internacional. Uno de los preferidos por los vecinos es el restaurante La Paradeta, un establecimiento con mariscos frescos de alta calidad. En las afueras del vecindario, se localiza un excelente restaurante que ofrece a sus comensales cocina catalana contemporánea, el restaurante Manairó. Una visita obligada es cenar en el establecimiento Bardeni-Caldeni, nombrado en la guía Michelín y ambientado en una antigua carnicería; este fantástico restaurante ofrece la posibilidad a los más afortunados de reservar un asiento en la mesa del chef. Después de una buena comida, toca tomar una copa y no hay mejor lugar que el rooftopbar situado en la azotea del Hotel Ayre Rosseló que ofrece unas espectaculares vistas del paisaje urbano de la ciudad.

Cultura local en el barrio de La Sagrada Familia

Vivir en el barrio de la Sagrada Familia permite disfrutar de eventos y fiestas durante todo el año: en la fachada de la basílica se proyectan espectáculos de luces en ocasiones especiales; las fiestas de La Mercé, que se celebran en septiembre en honor al santo patrón de la ciudad; en Navidad, tiene lugar un mercado navideño; o la Fiesta Mayor de la Sagrada Familia en el mes de abril cuando los vecinos salen a las calles a disfrutar de las actividades, que llenan de alegría el ambiente, como el pasacalle geganter, la tarde de fuego, espectáculos de danza y la jornada castellera.

En definitiva, el barrio de La Sagrada Familia de Barcelona es un barrio céntrico, lleno de espacios para desconectar de las zonas más agobiantes, una gran oferta gastronómica y cultural, y un entorno acogedor para los residentes y visitantes. ¡Descubre las viviendas disponibles cerca de las obras arquitectónicas modernistas más impresionantes del mundo!