“¿Por qué mi casa no se vende?” Los motivos más comunes

Share

La verdad absoluta no existe: cuando se habla del tiempo que se necesita para vender un inmueble, varía de una zona a otra y también dependiendo del tipo de propiedad.

Pero todos los agentes inmobiliarios ya han tenido un cliente que les ha preguntado “¿por qué mi casa no se vende?” o se lo han planteado ellos mismos. Por eso, en este artículo, vamos a ver qué es lo que provoca este retraso en la venta de tu vivienda.

Los 5 motivos principales por los que una casa no se vende

1. La propiedad es demasiado cara

Una propiedad cuyo precio está por debajo de la media se venderá en muy poco tiempo, pero si el inmueble está sobrevalorado, ocurre todo lo contrario. 

Determinar el precio de venta apropiado para una propiedad no es fácil, pero sí importante. Acertar a la hora de fijar el precio de un inmueble implica atraer a más compradores potenciales y vender más rápido porque se ajusta a la realidad del mercado inmobiliario.

Esto quiere decir que hay que tener en cuenta muchos factores, como por ejemplo:

  • dónde está ubicada,
  • cuántas habitaciones tiene,
  • en qué estado de conservación está el inmueble.

Y, además de considerar las características de la que tienes en tu cartera, también tienes que pensar en la competencia. Tienes que saber responder cuáles son los inmuebles de la competencia, cuántos son (cuantos más competidores, es más difícil que vendas más rápido) y por cuánto se están vendiendo.

Confía en nosotros para resolver este tipo de problemas: el Análisis Comparativo de Mercado de CASAFARI es una herramienta de tasación inmobiliaria online que no se limita a lo básico, sino que analiza también a la competencia, para que puedas calcular el precio de venta más exacto. Nuestro informe también te dará más información, como el tiempo medio de permanencia en el mercado y cuál es el stock de mercado para un inmueble como el tuyo.

2. En tu anuncio faltan fotos o información básica

Si no hay apoyos visuales, si falta lo más relevante o incluso si la información es incorrecta: sin lo más básico, ningún comprador potencial perderá su tiempo en concertar una visita.

Así que, lo primero es lo primero: revisa tu anuncio en los portales inmobiliarios y asegúrate de que es interesante y que puede atraer a tu público objetivo. Deben ser detallados y utilizar las palabras clave apropiadas. 

También es imprescindible que incluyan características como:

  • el número de habitaciones,
  • el número de baños,
  • los metros cuadrados que tiene la propiedad,
  • qué electrodomésticos están incluidos en la oferta,
  • si la propiedad está amueblada o no,
  • el año de construcción,
  • tu información de contacto,
  • el precio de venta.

Aquí encontrarás los mejores consejos para elaborar la descripción de un anuncio inmobiliario. Si es posible, síguelos todos.

En cuanto a la parte visual de tu anuncio, debe incluir fotos de buena calidad, en las que aparezcan todas las habitaciones desde el punto más atractivo de la propiedad. Las habitaciones tienen que parecer amplias y bien iluminadas, para que inviten a la gente a entrar y parezcan un sitio agradable para vivir. Si necesitas ayuda para mejorar tus anuncios, consulta nuestros consejos sobre fotografía inmobiliaria.

Pero las imágenes no lo son todo, ¿no? Otros elementos visuales también son bienvenidos, como el plano, los vídeos o las visitas virtuales. En el CRM de CASAFARI, puedes crear visitas virtuales interactivas para mostrar tu propiedad a los que aún no han concertado una visita. Mira cómo funciona:

Si actualizas tu anuncio para aumentar su rendimiento, incrementarás las posibilidades de que el inmueble se venda en poco tiempo. 

3. A la propiedad le falta atractivo exterior

Al intentar vender una propiedad, sabes que su aspecto es importante. Por eso, tanto la propiedad como los alrededores tienen que tener el mejor aspecto posible.

Recordemos lo básico: si es necesario hacer pequeños arreglos y reparaciones para que la propiedad tenga un aspecto fantástico, encárgate cuanto antes. Otro elemento que debes tener en cuenta a la hora de preparar una casa para venderla es la limpieza: el inmueble debe estar impecable para recibir a los posibles compradores. Y eso incluye el exterior de la propiedad, ¡así que acuérdate de cortar el césped y limpiar la fachada! Una casa bien cuidada no solo saldrá más bonita en las fotos, sino que impresionará a los visitantes, así que, si es necesario, haz otras fotos. 

También hay que pensar en cómo se percibe la casa. Recuerda que tiene que parecer amplia, organizada y con vida, como si allí se viviera de maravilla. También es importante despersonalizarla para que los posibles compradores se vean viviendo en ella. Y, por último, tienen que llamar la atención las mejores características de la casa y restar importancia a lo que no se quiere destacar.Conoce algunos consejos para que los agentes inmobiliarios y los clientes apliquen las técnicas de home staging en una casa en venta.

Foto de Sidekix Media en Unsplash

4. Tardas mucho tiempo en responder  

Otra de las posibles respuestas a “¿por qué mi casa no se vende?” está relacionada con la rapidez con la que contactas con los posibles compradores. Cuando la vivienda de tu cartera compite con muchas otras, el agente inmobiliario que responda primero, reserva una visita también primero – y puede que no haya una segunda visita.

Pero ya sabemos que los agentes inmobiliarios tienen mucho trabajo y no les sobra tiempo, ¿no? Aquí te puede ayudar el CRM de CASAFARI: puedes crear respuestas predefinidas para automatizar una primera respuesta a los compradores potenciales.

Así, les garantizas que no tendrán que esperar mucho tiempo para recibir noticias tuyas y consigues que sigan interesados en el inmueble, mientras ganas algo de tiempo para contestarle correctamente y concertar una visita.

5. Hay poca demanda para este tipo de inmuebles

Hay muchos factores externos que pueden influir en la demanda de un determinado inmueble. La tasa de desempleo, la crisis financiera, la incertidumbre sobre el futuro del país, la inestabilidad… todo esto afecta al mercado inmobiliario.

Pero puede que la cuestión no sea esta, puede que simplemente haya una baja demanda para ese tipo de propiedad que tienes en tu cartera por el comportamiento de los inversores. Por ejemplo, si las familias cada vez tienen menos hijos, es lógico que busquen apartamentos con menos habitaciones en vez de una propiedad de cuatro dormitorios.

Si quieres saber si tu propiedad está sufriendo poca demanda, consulta cómo es el stock de mercado para esta clase de activo a través de CASAFARI Market Analytics, para así entender las tendencias del mercado inmobiliario. Las propiedades que tienen mucha competencia y que tardan en salir al mercado tardarán mucho en venderse.

Sea por cuestiones políticas, económicas o personales, probablemente tengas que hacer un esfuerzo extra para encontrar un comprador interesado en este tipo de propiedad. Por eso, es una buena idea que amplíes tus horizontes a la hora de buscar.

Si necesitas ayuda, puedes activar tu CASAFARI Connect y asociarte con otros agentes y agencias inmobiliarias. Si otro agente tiene el cliente perfecto para tu propiedad, podéis compartir comisiones y cerrar el acuerdo mucho más rápido, aumentando tus ingresos y dejando a ambas partes satisfechas.

¿Todavía piensas “por qué mi casa no se vende” o te preguntas qué plazo de tiempo sería el ideal para vender tu propiedad? Para resolver tus dudas, puedes consultar nuestro Market Analytics para conocer el tiempo medio de permanencia en el mercado de propiedades con las mismas características que la tuya. ¡Que disfrutes del día!

Foto de Kara Eads en Unsplash

Daily, we track 180.000+ property changes in Spain, Portugal, France, etc.

Be the first one to know about price changes, new and sold listings.
Holograma de una cara adelante de un edificio

Proptech para la inversión inmobiliaria

Hace unos años, cuando el concepto de Proptech aún no existia, Marc empezó a invertir en inmuebles en España. Hombre de negocios por naturaleza, aceptó la idea