10 pasos para vender una casa: guía para agentes

Share

Aunque puedes tener clientes que ya tienen experiencia en vender casas, muchos de los propietarios necesitan la orientación de sus agentes inmobiliarios para conocer por dónde deben empezar a preparar una casa para su venta. Por eso, te presentamos 10 pasos muy sencillos para conseguir vender una casa más rápido.

1. Arreglar lo que necesita reparación

Hacer algunas reparaciones en la vivienda conllevará que los visitantes se lleven una mejor impresión y, por consiguiente, que aumente el precio de venta.

Conviene recomendar a los clientes que arreglen las puertas que chirrían o las puertas de los armarios que están flojas, o que sustituyan una baldosa o un trozo de suelo roto. Reparar los electrodomésticos que no funcionan bien es algo que también hay que hacer, ya que suelen ser caros y a ningún comprador le apetece tener preocupaciones añadidas al entrar en su nueva casa.

Cuando haya que hacer arreglos más serios, conviene pintar las paredes para quitar la pintura descascarillada o las manchas por el uso diario. Hay que cambiar las tuberías donde haya fugas (¡recuerda que las visitas podrían querer probarlas!), reparar los grifos que gotean o el revoque dañado.

Fíjate en lo que hay fuera de la casa: ventanas atascadas o con cristales rotos, falta de tejas en el tejado y un jardín deteriorado. Pídeles que se ocupen de todo esto, porque estos pequeños detalles pueden suponer un cambio importante a la hora de percibir la vivienda.

Normalmente, la gente quiere comprar una vivienda que esté en buen estado y preparada para vivir. No quieren perder ni tiempo ni dinero en poner a punto su nueva casa. El hecho de dejar los arreglos para el siguiente propietario puede hacer que los posibles compradores no se interesen, además de hacer que los que están dispuestos a comprar negocien para rebajar el precio (al estar gastando en las reparaciones).

Por otra parte, permitir que los compradores perciban los arreglos que se necesitan hace que tu casa parezca descuidada, con lo que pueden pensar que hay problemas peores (como estructurales).

2. Quitar lo personal y destacar los puntos fuertes de la casa

La casa de tu cliente seguro que tiene el aspecto de lo que es: su casa. Por eso, uno de los pasos principales al vender una casa es quitar cualquier elemento que marque su personalidad o que relacione la propiedad con ellos, como fotos familiares, juguetes de los niños o las camas de sus mascotas.

Si tu cliente quiere que la vivienda se venda antes y está dispuesto a invertir una pequeña cantidad para que la propiedad tenga el mejor aspecto posible de cara a los posibles compradores, debería buscar a un profesional que le haga un home staging. Es una estrategia de marketing para motivar a los interesados a comprar las viviendas que visitan, ya que mejora el aspecto y la organización de la propiedad, y hace que las estancias más atractivas de la casa destaquen y capten la atención que merecen.

Y, en el caso de que no quieran pagar por el servicio ¡pueden (con tu ayuda o no) aplicar por sí mismos algunos de los principios del home staging!

3. Organizar y despejar

Reducir la cantidad de adornos, ropa y otros elementos es algo que los clientes deberían tener en cuenta si quieren disminuir el “ruido” visual que provoca el exceso de objetos. Una casa desordenada o llena de cosas puede dar una sensación de desorden, cuando lo que se quiere es que se fijen en detalles seleccionados a conciencia.

Además, dile a tu cliente que los compradores mirarán el interior de los armarios, roperos y muebles de cocina para comprobar si el espacio de almacenamiento es suficiente y se ajusta a sus necesidades. Por eso, dentro de su plan para acondicionar una casa para la venta, debe contemplar la organización del interior de estos espacios de almacenamiento, para que los compradores no malinterpreten que la abundancia de objetos personales es porque la casa no tiene suficiente espacio para guardarlos.

4. Atención a la iluminación

Siguiente paso: sustituir las bombillas fundidas o que parpadeen y ponerlas en los puntos que no se utilizan. ¿Por qué? Porque un espacio oscuro da la impresión de ser más pequeño y frío, como si fuera una cueva.Para que la vivienda de tu cliente sea perfecta, tiene que estar bien iluminada, así las habitaciones parecerán más amplias y agradables. Una buena iluminación puede destacar los muebles más bonitos, el suelo más increíble y otras características que hacen que la casa sea muy especial.

Casa preparada para la venta
Foto por Dan Gold en Unsplash

5. Conseguir un certificado energético

Este documento es obligatorio en la Unión Europea para alquilar o vender una casa. Así que seguro que lo tienes en mente como uno de los pasos para vender una casa.

Pero un dato muy útil que tienes que dar a tus clientes es la importancia de hacer pequeños arreglos antes de que se evalúe la vivienda. Como puedes ver en nuestro artículo sobre los certificados energéticos, hasta los cambios más pequeños pueden repercutir en la clasificación energética de la vivienda y hacerla más atractiva para los compradores.

Es un aspecto fundamental a la hora de vender un inmueble, ya que los futuros propietarios no querrán tener que preocuparse por el confort térmico de su nueva casa ni que les sorprendan las facturas de electricidad, que son cada vez más caras. Por eso, hay que facilitarles un documento que acredite que la vivienda está preparada para que vivan lo mejor posible.

6. Realizar una tasación de la propiedad para acertar con el precio

Una vez que la propiedad esté preparada para mostrarla, es la parte que más depende de ti. Como ya hemos dicho antes, en nuestro artículo sobre cómo un análisis de mercado correcto ayuda a vender más, un inmueble bien tasado consigue más visitas y se vende más rápido porque se ajusta a la realidad del mercado y a las expectativas de los compradores.

Por eso, accede a CASAFARI y empieza tu Análisis Comparativo de Mercado y selecciona hasta 30 propiedades comparables, con características similares y en la misma zona. Así sabrás perfectamente cuánto vale una propiedad como la de tu cliente dentro de ese mercado.

También puedes acudir a Market Analytics para consultar el movimiento del mercado y así entender qué influye en el precio de venta de la vivienda. Te enseñará cómo está el stock para este tipo de inmuebles, las subidas y bajadas de precios, el tiempo que suelen estar en el mercado y muchas más cosas.

7. Hacer fotos profesionales del inmueble

Aunque la mejor opción sería contratar a un fotógrafo profesional, puede que tus clientes no quieran invertir en eso. Y la verdad es que no necesitas un profesional para conseguir unas fotos con una calidad increíble.

Ya hemos hablado de cómo se puede mejorar la fotografía inmobiliaria para que tus imágenes transmitan lo que pretendes. Quieres que la propiedad parezca amplia, bien iluminada, acogedora y bien cuidada, una verdadera maravilla. Sigue estos consejos o envíaselos a tu cliente para que podáis colaborar y conseguir las imágenes que hagan que cualquier comprador se sienta seducido por el inmueble.

Por último, ten en cuenta que cualquier ayuda visual es importante, sobre todo para los compradores que no pueden visitar la propiedad. Por eso, puedes crear visitas virtuales, añadir el plano de las viviendas, crear vídeos o cualquier otro recurso que pueda hacer que los interesados vengan a ver la vivienda de tu cliente.

8. Elaborar la mejor descripción para el inmueble

Y, por supuesto, ¡no se pueden publicar fotos de la casa sin su correspondiente descripción! Una descripción completa deberá:

  • Mostrar la información básica de la propiedad
  • Informar sobre la ubicación y el entorno
  • Dar información sobre la iluminación, el confort térmico y el certificado energético
  • Informar sobre las instalaciones del edificio o de la comunidad de propietarios (en caso de que sean apartamentos)
  • Resaltar las características que se adapten al perfil de los posibles compradores

Tiene que ser atractiva para atraer la atención del comprador y que quiera conocer más detalles del inmueble. Consulta nuestro artículo sobre los mejores consejos para redactar una descripción atractiva de una propiedad.

9. Limpiar la casa hasta que quede como los chorros del oro

Si quieres impresionar a los compradores, tienen que sentirse como en casa cuando la visiten, ¿no? A nadie le gusta estar en un sitio sucio. Así que prepara la casa en venta también en este sentido: dile a tus clientes que la limpien lo mejor posible o facilítales el contacto de una empresa de limpieza de confianza.

No hay que olvidar ningún detalle: ¡el interior de los sanitarios, los armarios e incluso el frigorífico! Los que tienen verdadero interés en comprar abrirán hasta el frigorífico para comprobar si tiene espacio suficiente para las necesidades de su familia, para que la primera impresión sea la mejor posible.

10. Recibir a las visitas

¿Preparado? ¡Es hora de recibir a las visitas! Uno de nuestros consejos es organizar encuentros para reunir a las visitas, presentándoles lo agradable que es pasar tiempo dentro de esta propiedad y mostrándoles las opciones de entretenimiento.

Pero, aunque optes por visitas individuales, acuérdate de resaltar todo el trabajo bien hecho tanto por ti como por tu cliente: la iluminación, la eficiencia energética, el precio ajustado a la realidad, la cantidad de espacio de almacenamiento, el buen estado y ¡mucho más!

¿Estás preparado para vender una casa? Comparte este artículo con tus clientes para que elaboren un plan de acción, se organicen en cuanto a plazos y responsabilidades y ¡saquen esta propiedad del mercado en un abrir y cerrar de ojos!

Foto de James McCreddie en Unsplash

Daily, we track 180.000+ property changes in Spain, Portugal, France, etc.

Be the first one to know about price changes, new and sold listings.