Vuelta a lo básico: ¿Qué es Proptech?

Share
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Aunque no estés en el mercado inmobiliario, habrás visto que el término «Proptech» ha cobrado importancia en los últimos dos años. Tal vez hayas oído que es el futuro del mercado inmobiliario, o tal vez te hayan dicho que acabará sustituyendo a algunos de los agentes del mercado. Para que puedas hacerte una idea de lo que se avecina en el futuro, te contamos lo que tienes que saber sobre el Proptech en 2019. 

En el siglo XXI, la tecnología se ha convertido en una parte importante de nuestra vida cotidiana, al eliminar tareas tediosas y permitir una comunicación más rápida y sencilla en todo el mundo. Ha automatizado diversos sectores, como el de los servicios financieros (Fintech), y ahora le toca al mercado inmobiliario beneficiarse de ello.

Esto ha tardado en llegar: según el asesor inmobiliario Savills, a finales de 2017 el valor de los bienes inmuebles a nivel mundial superaba los 280 billones de dólares, es decir, más de lo que nunca antes se había registrado y más de tres veces y media el PIB de todos los países juntos en 2018.

Sin embargo, a pesar de ser uno de los sectores más rentables del mundo, el mercado inmobiliario ha sido muy lento a la hora de adoptar la tecnología. Pero ahora ha llegado el momento. En resumen, Proptech significa Tecnología Inmobiliaria; es la combinación del mercado inmobiliario con soluciones tecnológicas innovadoras.

Tipos de Proptech que están transformando el mercado inmobiliario

Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial (IA) es muy potente en el mercado inmobiliario, ya que permite la automatización de un gran número de procesos, el análisis exhaustivo en mercados opacos y las valoraciones inmobiliarias de nueva generación. Tiene su utilidad para todos los participantes del mercado inmobiliario.

La IA existe desde hace décadas, pero con el progreso del «aprendizaje automático» -la capacidad de un ordenador de aprender de forma automática a partir de información nueva que se le proporciona— ahora es posible seguir el mercado inmobiliario con algoritmos de gran precisión.

Para los consumidores particulares, la Inteligencia Artificial ya ha avanzado en países como Estados Unidos, donde servicios online como Opendoor y Zillow simplifican y aceleran el proceso de transacción inmobiliaria. Han creado un mercado digital con datos de mercado y un recorrido simplificado para el cliente, facilitando el acceso a la información inmobiliaria y poniendo más poder para el comprador o el vendedor.

iBuyers

Edificio comprado por ibuyers

iBuyers es un gran avance en Proptech que se ha hecho popular en Estados Unidos. Permite realizar transacciones inmobiliarias más fluidas y una facturación más rápida, lo que aporta enormes beneficios tanto a los vendedores como a los inversores.

iBuying se refiere a las empresas que compran propiedades a los vendedores a precios generados por un Modelo de Valoración Automática (AVM), un algoritmo que utiliza las características de una propiedad y los datos importantes del mercado y calcula la tasación exacta. La empresa puede entonces hacer una oferta en efectivo al vendedor en cuestión de días, o incluso de minutos. Cuantos más datos del mercado se introduzcan en estos AVM, más precisas serán sus valoraciones.

Los iBuyers reforman la casa y la venden con beneficio. Se les conoce como «home flippers».

La opción iBuying atrae a quienes necesitan vender su casa rápidamente. Los divorcios, los traslados urgentes y la cantidad de dinero en efectivo son razones por las que los vendedores pueden optar por esta vía, a pesar de que pueden recibir menos del valor de mercado por su propiedad.

El servicio online estadounidense Opendoor es uno de los principales promotores de iBuying. Su modelo consistía en la interacción directa con las personas que querían vender sus propiedades, pero recientemente Opendoor ha dado un giro para implicar más a los agentes vendedores en estas transacciones. Ahora, las propiedades cotizan y tienen marca compartida con los agentes, y a partir de abril de 2019 su Programa de Socios Agentes remite a los vendedores a agentes externos cuando las propiedades quedan fuera de los requisitos de Opendoor.

Opendoor no es el único que invierte en iBuying: Zillow también ha entrado en este sector del mercado con Zillow Offers, mientras que Redfin Now, de Redfin, se está introduciendo en varios mercados nuevos en Estados Unidos.

iBuying ofrece enormes posibilidades al mercado inmobiliario por varias razones. En primer lugar, aumenta la comodidad del vendedor, que puede encontrar interesados y cerrar una operación en mucho menos tiempo que si trabajara con el proceso tradicional.En segundo lugar, abre nuevas vías de ingresos para los servicios inmobiliarios, como se ve en el hecho de que Zillow aspira a obtener 20.000 millones de dólares de ingresos en 2020 solo con iBuying.

Gestión de documentos

Image con códigos, como los de desarollo de tecnología

La inteligencia artificial también ha facilitado la digitalización de la administración de documentos. Esta evolución hacia las transacciones inmobiliarias sin papel supone una mayor comodidad, una comunicación más fluida entre las partes y una mayor eficiencia general.

Por este motivo, una empresa emergente de Proptech especializada en la gestión de documentos, Architrave, ha conseguido recientemente una inversión de 15 millones de euros para financiar su proyecto. La digitalización del mercado inmobiliario impulsada por la Inteligencia Artificial tiene el poder de añadir un gran valor al sector.

La gestión de documentos en sí no es una actividad estrictamente Proptech, pero algunas startups europeas están empezando a incorporar la IA y el aprendizaje automático para mantener, permitir el acceso y analizar los documentos inmobiliarios de una forma más dinámica.

Por ejemplo, Architrave procesa y gestiona los contratos de los clientes, utilizando algoritmos de aprendizaje automático para extraer información relevante de los contratos legales.

Asimismo, Leverton digitaliza los documentos y los concentra en una sala de datos digital, simplificando así la administración compleja de una transacción inmobiliaria.

La gestión de documentos con IA tiene un gran potencial para mejorar la productividad y la eficiencia general de los profesionales inmobiliarios. En cuanto a la seguridad de los documentos, también tiene un valor increíble para cualquier empresa relacionada con los activos inmobiliarios.

Edificios inteligentes

La Inteligencia Artificial también hace posible los «edificios inteligentes», con sistemas automatizados y autorregulados que son capaces de transformar la forma de gestionar los inmuebles. Los edificios inteligentes centralizan la calefacción, la ventilación, la iluminación y otros sistemas para optimizar el rendimiento del edificio. También mejoran la sostenibilidad al ajustarse en función del uso que hacen los residentes del edificio.

Por ejemplo, los sensores de luz se encienden solo cuando alguien entra en la habitación, lo que constituye un simple pero significativo paso hacia una mayor eficiencia energética. Los edificios inteligentes son otro ejemplo de aprendizaje automático, ya que el sistema recoge continuamente datos sobre el uso del edificio.

Las posibilidades aquí son infinitas, y otros ejemplos son los sistemas de purificación del aire interior y la regulación de la temperatura. Uno de los casos más futuristas es el de The Edge, en Ámsterdam, que cuenta con un gimnasio que permite a sus usuarios suministrar energía al edificio a través de sus entrenamientos.

Blockchain

Edificio con arquitectura moderna

Puede que hayas visto el término «blockchain» relacionado con Bitcoin y otras criptomonedas, pero es uno de los avances más importantes de Proptech.

Blockchain es un sistema digital en el que todos los datos están conectados entre sí, lo que hace que la información más importante sea inaccesible. El uso de la tecnología blockchain permite que las transacciones inmobiliarias sean más rápidas y, lo que es más importante, totalmente seguras.

Los datos compartidos entre las partes a través de blockchain no pueden ser modificados una vez que se han presentado, lo que impide el fraude. Por ejemplo, los llamados “contratos inteligentes” son contratos inmobiliarios digitales que garantizan la legitimidad de una transacción y entran en vigor automáticamente una vez que todas las partes cumplen los requisitos. Los términos del contrato, una vez presentados a través de blockchain, son accesibles a todas las partes y no pueden ser modificados. Blockchain supondría el fin de la falsificación de documentos y de los anuncios inmobiliarios falsos.

Y lo más importante, este proceso nuevo elimina la necesidad de contar con banqueros, abogados, agentes y cualquier persona que tradicionalmente se necesite para dar legitimidad a una transacción inmobiliaria. En teoría, compradores y vendedores pueden interactuar directamente entre sí y tener la seguridad de que están protegidos contra el fraude. El proceso es más rápido, más seguro y menos burocrático.

Criptomonedas

Blockchain también incorpora criptomonedas, una moneda virtual. En teoría, la criptomoneda, como el bitcoin, es totalmente segura en términos de riesgo de fraude; sin embargo, el valor de la criptomoneda funciona en un mercado especulativo y no está regulado por el Banco de Portugal, y por ello varias figuras inmobiliarias portuguesas aún no la consideran una alternativa fiable a los métodos de pago tradicionales.

Blockchain es, en teoría, seguro, pero un estudio de la Universidad de Oxford ha afirmado que pasarán décadas antes de que sea aceptado por todo el sector. El mismo informe afirma que, incluso si esto sucede, la Criptomoneda tendrá que ser regularizada por grupos del sector antes de ser aceptada como un estándar.

Realidad Virtual

Visita a una vivienda con realidad virtual

La visita en realidad virtual permite a los clientes ver las propiedades sin estar en el espacio físico. A diferencia de las fotografías, que son estáticas y ofrecen una perspectiva limitada, la realidad virtual pretende ofrecer una experiencia inmersiva y realista. Esta tecnología ahorra el tiempo que, de la otra forma, los compradores y los agentes dedicarían a visitar una propiedad tras otra.

La realidad virtual también posibilita la visita a un espacio antes de que se haya terminado la construcción. Los compradores pueden entrar en un prototipo tridimensional y visualizar el resultado final. Este sistema tiene un gran potencial para acelerar el proceso de compra de nuevas construcciones.

Sin embargo, la realidad virtual en el mercado inmobiliario supone una gran inversión para los agentes, dada la necesidad de auriculares y equipos que sus clientes no tendrán. También existe el riesgo de que los consumidores se sientan demasiado saturados por la tecnología y la rechacen directamente.

Al ser una novedad, todavía está por ver si llegará a transformar el sector o no tendrá el impacto que se espera.

¿Supone Proptech la desaparición de los agentes inmobiliarios?

La aparición de webs como Zillow en EE.UU. o Zoopla en Reino Unido y de empresas americanas de iBuyer como Opendoor, Knock, Redfin y Offerpad son una de las razones por las que Proptech se considera una amenaza para los profesionales inmobiliarios. Estas empresas revelan información importante que tradicionalmente solo tienen los agentes, o se llevan una parte de la comisión de los agentes.

En Estados Unidos, Reino Unido y el norte de Europa, Proptech ha permitido que la información sobre las tendencias del mercado, los análisis, las guías de los barrios y las medias de los precios esté disponible al público. Las personas no especializadas se sienten capacitadas para realizar su propia investigación inmobiliaria sin la orientación de un profesional, lo que deja obsoletos a los agentes inmobiliarios.

Pero la realidad no es tan grave, ya que estos servicios online sí dependen de los profesionales inmobiliarios para su funcionamiento. Sin embargo, el papel de los agentes puede evolucionar hacia un ámbito más de consultoría. Los agentes siempre serán necesarios para los bienes de un valor muy elevado, como las propiedades de lujo. Como hemos visto, Opendoor y Zillow están empezando a involucrar más a los agentes en sus servicios, lo que indica que saben que no pueden dejarlos fuera del sector a corto plazo.

El consenso general es que, hasta que la IA sea capaz de sustituir la experiencia de ser asesorado y guiado por un ser humano sensible, los puestos de trabajo de los profesionales inmobiliarios no corren peligro. Muchos clientes siguen siendo escépticos respecto a la Inteligencia Artificial y, en cualquier caso, no todas las nuevas tecnologías son aptas para todos los grupos demográficos.

Teniendo en cuenta la importancia del mercado inmobiliario, para la mayoría de los clientes la compra o la venta de una casa puede ser una de las transacciones financieras más importantes que harán en su vida. Solo los agentes reales pueden inspirar el nivel de confianza necesario para que estas transacciones se realicen sin problemas.

Conclusiones sobre Proptech

Aunque el mercado inmobiliario se ha resistido durante mucho tiempo, Proptech está cambiando el sector y tiene un gran potencial. La tecnología tiene la capacidad de automatizar las tareas manuales, acelerar el proceso de compraventa de inmuebles y hacer que las transacciones sean mucho más seguras. En países como Portugal, Proptech es un concepto relativamente nuevo, pero está despegando, y los profesionales inmobiliarios que lo incorporan a su trabajo dicen que ya no pueden volver atrás.

De hecho, en 2018 la empresa de servicios inmobiliarios CBRE presentó su primer Proptech Challenge en Portugal, tras haberlo llevado con éxito por primera vez a España. Esto muestra el creciente interés inversor en Proptech en la Península Ibérica; una vez que Proptech despegue aquí, existe todo un mundo de posibilidades de hacia dónde puede ir.

Más información en el blog: CASAFARI se presenta en el mercado español

Daily, we track 180.000+ property changes in Spain, Portugal, France, etc.

Be the first one to know about price changes, new and sold listings.